¿Quiénes serán los gigantes en un futuro?

La alimentación determina la estatura de un pueblo. En el siglo XVIII, los estadounidenses eran los más altos del mundo. Hoy son los holandeses los que despuntan: ¿quién los superará?

¿Quiénes serán los gigantes en un futuro?

Durante la segunda mitad del siglo XVIII, los hombres estadounidenses con su 1,73 de altura eran ya los más altos del mundo, y lo fueron hasta los años 50, cuando fueron superados, ironías de la vida, precisamente por los habitantes de los Países Bajos.

Ver más

Si en la época de Vincent Van Gogh los holandeses no llegaban a 1,70 de altura, hoy pueden presumir de mirar a todos desde arriba, con sus 185 centímetros.

Tal y como explica el Premio Nobel de Economía, Robert W. Fogel, lo que regula la altura de un pueblo son una serie de factores, entre ellos: el patrimonio genético, el acceso a la sanidad y la alimentación. De hecho, una dieta rica y proteica puede hacer milagros, sobre todo, en la fase fetal y en los primeros años de vida.

Y esto explica por qué, en los últimos tres siglos, la población mundial ha crecido y ha conseguido ser más longeva que en los milenios anteriores.

Puede parecer raro pero, hace tiempo, los chinos eran un pueblo alto. Durante la dinastía Sung, y después la Ming, llegaban incluso a medir 1,70. Ha sido más tarde que han pasado a ser bajos: parece que durante la dinastía Qing medían 1,65 m y, después, durante la República China, 1,60 m. Han vuelto a crecer solo durante los últimos treinta años y, por tanto, tras la muerte de Mao, a finales de los años 70. Los chinos del norte son notablemente más altos que los de sur: probablemente porque viven en regiones más frías y porque comen carne bovina y ovina, además de harina, mientras que en el sur el plato principal es el arroz y se come principalmente carne de cerdo. Pero la diferencia con sus rivales históricos, los japoneses, es de un par de centímetros, y esto porque, en los años del boom económico nipón y, por tanto, a caballo entre la década de los 70 y los 80, los japoneses dieron un salto considerable… hacia lo alto. Entre los asiáticos, los más bajitos son los indonesios, que miden 1,58 m, mientras que en el resto del mundo son los suramericanos y los africanos, a excepción obviamente de los tutsis (o watussi) y los masáis.

 

Si hace tiempo los hombres que medían más de 1,80 m eran poquísimos, hoy representan un quinto de la población. Como hemos visto, el crecimiento de la estatura media de un país también es reflejo de su crecimiento económico. De hecho, si la riqueza se distribuye de una forma más equitativa, los pueblos son más altos. Es por este motivo que la tendencia secular se ha parado en los Estados Unidos, donde las diferencias entre ricos y pobres son muy marcadas. Según los datos del servicio militar, también Italia ha crecido en los últimos años con el boom económico: de hecho, los niños que han nacido durante la década de los 60, por lo general, han llegado a ser 5 cm más altos que sus padres. En la actualidad nos hemos frenado, o mejor dicho, se ha frenado el norte, pues el sur, como las islas (entre todas, Cerdeña), poquito a poco sigue creciendo. ¿Se habrá unido de verdad Italia dentro de unos años y algunos centímetros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <section align="" class="" dir="" lang="" style="" xml:lang=""> <style media="" type="" scoped="">

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien